Cabello encrespado? La culpa la tiene tu…

¿Tienes el pelo encrespado? ¡La culpa la puede tener tu ducha!
Hay días que el pelo no está de nuestro lado.

Amanece encrespado, despeinado, raro… Pues que sepas que la culpa del “bad hair day” la mayoría de las veces es de quien menos te lo esperas: tu ducha.

Unos investigadores británicos apuntaron que los metales de la tubería y la resistencia de las duchas,se instalan gradualmente en las cutículas de los cabellos, dejándolos sin brillo, encrespado y más propensos a quemarse con el sol.

Pero tranquilidad, no tienes que dejar de ducharte por esto! Solo tienes que utilizar un champú de  limpieza profunda para limpiar a fondo las cutículas capilares y evitar estos daños.

Una buena sugerencia es la línea de Menta y Té Verde de Intea. Además de un olor agradable, deja una sensación refrescante en el cuero cabelludo – perfecta para los días largos de actividad física o de exposición a agentes contaminantes en las ciudades.